domingo, 10 de abril de 2011

2.2.7. Oh, that sexy bathtub of yours




Bien. Soy consciente de que llego tarde con el tema de la semana, es lunes de madrugada. Pero no me apetecía nada escribir sobre este tema... Entendedlo, tengo material para crear sagas enteras. Con más tomos que una enciclopedia.

Antes de nada, el tema de los abandonos: pues bueno, qué le vamos a hacer. Un placer haber conocido a los que se fueron, pero la verdad es que los vimos tan poquito por aquí que tampoco dió tiempo a cogerles mucho cariño xDD. Y si por algún motivo no pueden postear regularmente en el blog, que es en principio lo que se pretende, pues mejor dejarlo. Anyway: farewell, pals!

Bien. Tengo por norma que quien quiera conocer alguna experiencia sexual mía tiene que ser porque la ha vivido conmigo *agita su Martini con elegancia y cruza las piernas a lo Instinto Básico*. Así que tendré que hacer una excepción...


Para disfrutar de la experiencia al máximo, dale al play.


Veamos. Recuerdo una noche de verano, calurosa. Una noche de esas en las que la ropa se te pega al cuerpo como una segunda piel, y el sudor rezuma por los poros. Yo estaba en uno de los sofás, y él en el otro. La televisión era una excusa para fingir, para no pillarnos y descubrir que nos estábamos desnudando mutuamente con la mirada. Sentía pequeñas gotas de sudor resbalar por mi frente. Bajando por mi cuello. Surcando mi escote. Y sus ojos no perdieron ni un milímetro del recorrido. Apuesto a que sintió el desierto en su boca en esos instantes. Y que si me hubiesen metido en ese momento en una bañera llena de hielos, los habría convertido en agua hirviendo. Oh, ¡bañera! Que gran idea. Me levanté del sofá, sintiendo como mi piel se despegaba del material y un par de ojos seguían mis movimientos. No hizo falta decir nada. Dos brazos como dos hierros ardiendo me apresaron, y casi sin darme cuenta estaba encerrada en aquel cuarto de baño. Donde aquella blanca y lustrosa bañera me hacía pensar más en cosas sucias que limpias.

No había lugar a ceremonias ni florituras delicadas. Él no llevaba más que una camiseta y la ropa interior, así que me fuí directa al punto caliente. Me puse de rodillas y comencé a imprimirle mi aliento caliente sobre la tela del calzoncillo, mientras le apretaba las nalgas. Duras y para partir nueces, pensé. No olía a sudor: olía a sexo. Y me encantó. Él se quitó la camisetá y me ayudó a librarle del resto. Y me dispuse a hacerlo gemir, aullar, y desear. Y el fuerte agarre de sus manos en mi pelo me dieron a entender que no lo estaba haciendo mal. Quise asegurarme de manterer su atención "arriba", así que cuando sentí que estaba a punto de terminar, paré. Creo que en ese momento quiso matarme. Y comenzó su venganza atrapándome entre la pared de la bañera y él, de espaldas a su pecho. Escuché cómo se abría el grifo de la bañera, y el agua empezó a salir de la alcachofa. En ese instante solté un grito de sorpresa: un chorro de agua fría me azotó las nalgas y la espalda. Cuando iba a intentar soltarme sentí una mano bajar por mi vientre, y después dos dedos se perdieron dentro de mi, al mismo tiempo que mi cordura. Era como una muñeca y no podía hacer nada más que dejarme hacer. De repente me di cuenta de que tenía una mano libre, así que me deshice de su mano ociosa y torturadora, lo agarré y lo guié dentro de mí. Y aprobó mi iniciativa dejándome exhausta tras una sesión en la que juraría que el auga helada de la bañera terminó, ciertamente, hirviendo. Aunque la noche no terminó ahí. Pero eso ya es otra historia.


Y bien, ¿pueden los caballeros de entre el público levantarse de sus asientos?

¿No?





7 comentarios:

  1. Dios Alex eres toda una gata O.O

    ResponderEliminar
  2. Dios Alex [2], me he puesto un poco cachondo XDDDDDDDDDDDDDDDD muero. Lo has descrito muy bien, parecía una película HD XD

    ResponderEliminar
  3. El final a lo Kylie fue lo maximo... eres la Diosa!!! xDDDDD

    ResponderEliminar
  4. Así fue como hiciste a Deku o así me hiciste a mí? D:
    O fue tu amorío con el Rey? O___O

    ResponderEliminar
  5. Nah, eso fué un calentón de nada con un caballero anónimo. Lo gordo (en todos los sentidos) me lo guardo para cuando escriba mis memorias *domo*

    ResponderEliminar
  6. Dios yo si estoy salido XDDD, acabo de leer lo gordo.. y acabo de pensar....

    ResponderEliminar
  7. Woaa!! es tan perfecto todo! *0*, toda esta forma que la redactastes con la musica de fondo, la pued imaginar perfectamente!!

    ResponderEliminar